The idea it was named after

Tuesday, January 03, 2006

Cuanto mayor es la mentira, más gente la creerá

Que decía el propagandista nazi Goebbels. Ayer volví a Sevilla, y aprovechando que se nos ha fundido la tele y no tenía otra cosa que hacer, anoche ví la película JFK, que se había descargado mi hermano de bittorrent, y me ha gustado e impactado mucho. Es en parte factual y en parte sólo opinión, principalmente de Jim Garrison (el real, histórico) y Oliver Stone (el director), sobre los eventos en torno a una conspiración en el asesinato de Kennedy en el '63. Jim Garrison, abogado del distrito de Nueva Orleans empezó una investigación sobre las acciones del FBI y algunos oficiales, sobre los que sospechaba que podrían estar encubriendo información que conducía a la evidencia de múltiples francotiradores en contra de la teoría oficial. JFK intentaba evitar la participación en la guerra de Vietnam, mientras que el vicepresidente Johnson supuestamente prometió al resto del gobierno que les daría la guerra que ellos querían, siendo este el móvil del asesinato. En la película se ve como el abogado revuelve en los hechos y va descubriendo poco a poco la conspiración y la implicación de mucha gente en el crimen: desde Lee Harvey Oswald hasta Clay Shaw. Hay que verla para que os deje de sonar todo a chino mandarín. No os perdáis la lectura de las curiosidades sobre la película. Por ejemplo, en diciembre de 1991 se proyectó la película en Capitol Hill para todo el congreso, y éste aprobó al año siguiente el Assassinations Disclosure Act.

Ni es el asesinato de Kennedy el hecho más relevante de las fechas en que ocurrió ni tiene que haber ocurrido así, pero da mucho que pensar. El discurso final de Garrison en el tribunal (que realmente no sucedió y está basado en muchos otros que había dado) es muy emotivo, pero la parte más conspiroparanoica y que más me gusta es la conversación de Jim Garrison con el señor X, personaje basado en Fletcher Prouty, jefe especial de operaciones de la Junta de jefes de personal durante la presidencia de JFK, y por tanto principal vínculo entre el Pentágono y la CIA , que ayuda a Garrison porque está más cerca de los hechos de lo que Garrison cree, le desvela cómo de mojado estaba el servicio secreto en el asesinato y encubrimiento. Pero la pregunta correcta no era sobre el qué o el cómo... sino el porqué. La política trata únicamente de poder, y JFK iba contra todo el establishment creado alreadedor del negocio de la guerra. No aprobó la invasión de Cuba, se opuso a las pruebas nucleares, quería terminar la guerra fría, parar la carrera espacial y colaborar con los Soviets, y se propuso retirarse de Vietnam. Todo eso se acabó con su muerte.

La política es una pantomima, un show televisivo como otro cualquiera bajo el que subyace una contínua lucha de poderes. Los políticos cambian pero los intereses monetarios perviven. La noche del 1 de Enero me ví el documental The Corporation, que muestra cómo las corporaciones como personas jurídicas que legalmente son pero como entidades sin sentimientos y otrasfacetas humanas, cumplen todos los requisitos de un psicópata en toda regla. Y son quienes verdaderamente mueven los hilos tras bambalinas. Estatuto de Cataluña, ruptura de España, ley antitabaco, compras navideñas.. son humo y espejos, maniobras de distracción para ocultar el fascismo.

Una democracia no está segura si el pueblo tolera el crecimiento de un poder privado hasta tal punto que se convierte en más potente que el propio Estado democrático. En esencia, eso es el fascismo

Franklin Delano Roosevelt.

2 Comments:

Post a Comment

<< Home